Cómo combinar muebles de lujo en espacios rústicos

Cómo combinar muebles de lujo en espacios rústicos

El mundo del diseño de interiores es todo un arte que permite combinar diferentes tendencias, materiales y estilos para crear un ambiente propio y único con el que el usuario final se sienta identificado. Agrupar diferentes elementos decorativos es un discurso que se traduce en la personalidad de todo aquel que haga vida en este espacio que ha sido pensado desde la fusión de piezas únicas.

Los muebles de lujo son el ejemplo perfecto de piezas que pueden ser asociadas no solo a un estatus económico sino también a la historia, a la moda, al arte, a diferentes expresiones que a su vez le dan cierto permiso para jugar con contrastes diferentes y puntos de encuentro válidos entre elementos que tal nunca nadie pensó en encontrar en un mismo espacio.

La nueva tendencia agrupa los muebles de lujo con materiales rudos

Siempre que se habla de muebles de lujo, lo primero que se viene a la mente es el máximo cuidado y condiciones pulcras, materiales sutiles y todo un estilo que evoque la perfección de lo delicado, lo suave, lo lujoso en sí. Pero existe una tendencia que fusiona dos mundos en uno, una nueva manera de decorar espacios con la premisa de que todos los elementos pueden coexistir juntos siempre que se muestren con estilo y planificación.

Muchos podrían pensar que los muebles de lujo no pueden ser expuestos a elementos rústicos, pues romperían con la armonía, pero las mentes arriesgadas pueden comprobar que el lujo y lo rústico puede ir de la mano siempre y cuando sean manejados ambos en una justa medida. La decoración de interiores con pisos rústicos, acabados industriales y elementos alejados de la sutileza, pueden tener el toque perfecto y el punto que los saque de la zona de confort, con la incorporación de un mueble de lujo, ese detalle que romperá con los paradigmas establecidos.

Un desconocido escenario se apodera de los muebles de lujo

Los muebles de lujo ahora pueden gozar de mucho más protagonismo cuando se agrupan en espacios donde se presentan otros materiales más naturales, sin tantas transformaciones y llenos de ese aspecto virgen que se convierte en el escenario perfecto para la sutileza y elegancia de sus acabados. Materiales como el concreto, las piedras de revestimientos, los metales, las maderas no procesadas entre tantos otros, son ideales para jugar con el protagonismo de las piezas de lujo.

Un mueble de lujo destaca mucho más en un ambiente rústico, por la sencilla razón de que rompe con lo esperado. El ojo humano asocia los elementos de una manera sistemática y al ver algo que le recuerda a la ostentación rodeado de algo natural, la sensación es toda una aventura. Para lograr ese aspecto hay ciertos elementos que deben ser tomados en cuenta y respetados para lograr la tan deseada armonía en este experimento.

Uno de los aspectos básicos a tratar es jugar con la iluminación, de manera artificial o natural, que la estrella sea el mueble de lujo, así mismo se debe garantizar que la pieza estará preservada, así el material se vea muy rústico, que nunca atente contra su integridad y que la pieza no se vea expuesta a ningún tipo de desgaste por roce o uso. Siguiendo esta serie de pasos, será más que un éxito fusionar lo clásico con lo natural.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.